A lo largo de nuestro recorrido, que sale el 15 de julio de diversas ciudades del Estado español y el 16 de julio desde Barcelona, y a nuestra llegada a Grecia:

  • Denunciaremos las políticas económicas y comerciales basadas en la explotación, que condenan a millones de personas a la pobreza y la miseria.
  • Exigiremos la anulación del acuerdo UE-­Turquía y la derogación del reglamento de Dublín, que vulneran la legislación previa europea de Derechos Humanos.
  • Diremos NO A LA GUERRA Y A LA INTERVENCIÓN MILITAR. Exigiremos el fin del comercio armamentístico y la reforma de las políticas exteriores y de vecindad de la UE, para contribuir al desarrollo político y económico sostenible en los países de origen.
  • Exigiremos un plan urgente de rescate y salvamento en todo el mar Mediterráneo para atender a la dramática situación que estamos viendo y que ya ha ocasionado la muerte de miles de personas por la inacción de los gobernantes europeos.
  • Exigiremos vías legales y seguras, para todas las personas refugiadas y migrantes, en Grecia, en la frontera y en todo el continente europeo, mediante: visados humanitarios, reasentamiento y acceso diplomático al asilo en los países de origen y tránsito. Exigiremos vías seguras para mujeres y niñas, que las protejan de la violencia sexual a la que se ven sometidas en el tránsito de sus trayectos migratorios.
  • Diremos NO A FRONTEX y sus labores de vigilancia y represión en las fronteras y más recientemente la OTAN. Nos oponemos a toda intervención militar frente a los flujos migratorios.
  • Exigiremos compromiso de los gobiernos europeos en la resolución de conflictos de forma pacífica, así como la suspensión de la venta de armas a países en los que se violan los Derechos Humanos, y que son la causa de esta crisis humanitaria.
  • Exigiremos la suspensión de la firma y aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los Derechos Humanos, así como de acuerdos que supongan la externalización de fronteras.
  • Exigiremos la suspensión inmediata de la exigencia de visado de tránsito aeroportuario a las personas de origen sirio o de cualquier otro país en conflicto, así como el cumplimiento sin fisuras por parte de todos los estados miembros de la Unión Europea de su deber de protección internacional.
  • Pediremos a nuestras sociedades europeas que pongan fin a los discursos, medidas y actitudes denigrantes, racistas y xenófobas contra las personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes, garantizándoles un trato digno y justo.
  • Demandaremos solidaridad entre los estados europeos para la acogida de las personas refugiadas que se encuentran en Grecia y en Italia. Para ello es necesario que se agilice con carácter urgente la reubicación cumpliendo con los compromisos adoptados.
  • Exigiremos el fin inmediato de las expulsiones y las devoluciones en caliente en la frontera sur, la retirada de las concertinas en las vallas de Ceuta y Melilla y el cierre de los CIEs, comenzando con el cierre del Centro de Estancia Temporal de Extranjeros de Melilla (CETI). También la tramitación de las solicitudes de protección y asilo en un Centro de Recepción para trasladar rápidamente a las personas solicitantes a la península. Y continuando con la apertura de Oficinas de Protección Internacional en las fronteras de Ceuta y Melilla, con garantías de que las personas que llegan por la frontera sur puedan acceder a ellas.
  • Exigiremos la aprobación urgente del reglamento de la Ley de Asilo hasta se modifique esta ley y que se agilicen las tramitaciones de solicitudes de protección de todas las personas solicitantes, así como el compromiso de no hacer una discriminación entre peticionarios de uno u otro país, ni en el momento de aceptar solicitudes ni en el de su tramitación.
  • Exigiremos el cumplimiento inmediato de los compromisos de reubicación y reasentamiento que el Estado español ha adquirido y que está incumpliendo manifiesta y reiteradamente de forma vergonzosa.